La terapia de pareja es un tratamiento psicológico que se lleva a cabo con los dos miembros de una relación sentimental. Las sesiones pueden intercalarse de forma individual y conjunta.

A veces las parejas pasan por altibajos debidos a diferentes causas: estrés, falta de comunicación, crianza, infidelidades, diferencia en las prioridades, etc.

El papel del psicólogo es ayudar a la pareja a mejorar la comunicación y a que sean capaces de resolver los conflictos que surjan teniendo en cuenta la perspectiva del otro y velando por los intereses de ambos.