En la terapia familiar se realiza intervención con la familia al completo o con algunos de sus miembros.

Los principales objetivos de la terapia familiar son:

  • la mejora del funcionamiento de la familia a diferentes niveles;
  • el aumento de la comprensión mutua y el apoyo emocional entre los miembros de la misma;
  • el desarrollo de estrategias de afrontamiento y habilidades de resolución de problemas ante diferentes dilemas y situaciones de la vida.

La función del terapeuta es dotar de recursos a la familia para que puedan mejorar la relación entre sus miembros y que puedan apoyarse o respetarse mutuamente.

Servicios orientados a las familias:

  • Intervención y mediación familiar
    • Separaciones y divorcios
    • Conflictos con la custodia
    • Crisis familiares
  • Escuela de familias
  • Peritajes e informes periciales para juicios